Tratamiento para la artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria sistémica crónica de causa desconocida. El rasgo distintivo de esta condición es la poliartritis simétrica (sinovitis) que afecta las manos y los pies, aunque cualquier articulación revestida por una membrana sinovial puede estar involucrada. Existen formas extra-articulares que afectan significativamente órganos tales como la piel, el corazón, los pulmones y los ojos.

RCT está utilizando proteínas, péptidos, factores de crecimiento y polifenoles que están llevando información codificada al tipo específico de receptor en la membrana de un tipo particular de célula. Esto crea una serie de reacciones intracelulares.

Las señales pasan a través del núcleo de la célula hasta que llegan al ADN. Estas señales estimulan al ADN. Cuando este proceso se ha completado el ARN lee la nueva información y crea una proteína funcional basada en las necesidades de esa célula particular. Esto hace que la célula comience a funcionar normalmente otra vez.

Los polifenoles y flavonoides (que son una familia de polifenoles), son una adición al protocolo cuando RCT está tratando pacientes con trastornos autoinmunes, donde la inflamación está presente. Los flavonoides pueden inhibir selectivamente señales de las células mediante la unión a receptores específicos en las membranas celulares, ayudando a regular la proliferación celular, la inflamación, invasión, metástasis, y la activación de la apoptosis.

El protocolo de Regenerative Cellular Therapy para la Artritis Reumatoide fortalecerá el sistema inmunológico, así mismo proporcionará las proteínas y péptidos específicos para las células de los músculos, los tendones y los huesos. Cuando el sistema inmunológico del paciente deja de atacar a su propio cuerpo y las células pueden empezar a funcionar normalmente, el tendón del músculo y el hueso podrían comenzar el proceso de regeneración.

Actualizaciones del Paciente